viernes, 27 de junio de 2008

Herencia


En Guate dejo pantalones, camisas, camisetas, zapatos y otras "chuminás"... Le dejé a Juan mi bono del yoga, a Rita los libros de francés, medicinas al Hermano Pedro, la lista de productos españoles que traen Estuardo y Alfonso a MLuisa... son historias que seguirán en otras manos. Mi billete me limita el equipaje a dos bultos de 22 kilos, yo me limito a mis dos mochilas y varias faltriqueras que a ver cómo facturo...

Pero me llevo muchas cosas... ya os he ido contando a lo largo del año lo que me ha llamado la atención, supongo que con el tiempo vas filtrando y se van quedando los recuerdos que más se marcaron. Es curioso este sistema humano para depuerar recuerdos, experiencias y sentimientos.

En el equipaje regreso con otra forma de ver la vida, con otras formas de sonrisa, con curiosidades, con nuevos miedos... hoy soñé que me asaltaban otra vez! Lo del asalto fue el veintitantos de abril, cuando escribí sobre las bromas macabras de la vida!

Habíamos pasado el día entre el curso de la ONU sobre las armas pequeñas y ligeras y la charla con Benni y su arsenal de armas de defensa... y justo al salir de la Alianza, cuando iba para casa con Laetitia, nos soprendieron tres tipos con pistola y se llevaron cartera, móvil y dignidad. Sigue llamándome la atención la impunidad con la que se actúa en este país. No tanto por la inseguridad callejera (o violencia de bajo impacto), sino por la cantidad de delitos (secuestros, asesinatos y robos) que se quedan sin resolver ante el pasotismo estupefacto de sus autoridades. Algo tendrá que cambiar en "esta mi Guate".

Desde que llegué estoy escuchando que Guate engancha.. pues supongo que es así. En mis horas de despedida estoy con ese sabor agridulce que te da la satisfacción del deber cumplido y la alegría de regresar con los tuyos y saber que estás cerrando otra etapa, que atrás dejas nueve meses que ya no se repetirán. Pero volvería, sin duda... ha sido una experiencia estupenda.

Me llevo más de lo que traje, y espero seguir compartiéndolo con ustedes.



AB

4 comentarios:

Fede dijo...

Joer, que miedo debisteis pasar con el asalto... afortunadamente pronto estarás sano y salvo en casa... donde te pueden pasar las mismas calamidades ;) pero más cerquita de nosotros.

A mi vuelta en septiembre, hay que quedar!

tu hermana mar dijo...

Ales, no cierras una etapa, ahora comienzas una llena de incertidumbres y nuevas perspectivas, pensando en dos, y es una de las cosas más gratas del mundo!

Cuidado con las escaleras mecánicas, ascensores y demás "modernidades" este finde. Saluda a la del toruñelo!

Luis y yo nos tomaremos mañana más de la botella de ron que trajo ISA; si, lo haremos mientras ESPAÑA machaca a ALEMANIA!!!

Ales, doña Teresa, más contenta que unas castañuelas, con la ropa que le dejaste. Le ha gustado incluso tu chaleco el horroroso que tanto te ponías!!!

Buena llegada a la jungla de tu cuarto y disfruta de los puñetas!!

cuiate hijito

Anónimo dijo...

Ale a ver cuando dejas de escribir el Quijote Guatemalteco y te vienes pa Europa, que aunque aquí los moros y los gitanos también te atracan por lo menos tienes a tu buen amigo Adonis que te da vino superior, queso curado y choricito ibérico.

Te mandé mensaje al móvil pa ver cuando vienes pero no he visto contestacion por email.

Un abrazo y escríbeme marikita

Adonis

donnnisss@yahoo.es

Anónimo dijo...

Ya sabes aquí te esperamos los que te despedimos hace nueve meses. Tú has crecido mucho, seguro, y te toca enseñarnos lo que has aprendido...

Hasta muy pronto por el barrio de la Prospe!!
Abrazos aplazados,
Esther