jueves, 20 de diciembre de 2007

78 días, fin de la primera parte

Estos días han sido de convivios y curro... mucho vino y mucho estress! En el sorteo de regalos de proveedores me tocaron seis botellas de vino y una cafetera (que ya tiene segundo dueño!)

Hoy me desperté a las seis, tengo muchas historias que cerrar antes de ir al aeropuerto! Ya más o menos estoy... pero siempre salen cosas de última hora!

Por cierto, para más inri, me acaba de llamar Evelyn (nuestra recepcionista) para decirme que está aquí mi admiradora! Me esperan, a pesar de que les haya dicho que estoy reunido y que me voy volando para España! gggrr!

En fin... en un rato, engullo algo y voy corriendo para el aeropuerto. Mañana cañas en Madrid a partir de las 21.00! Estoy en el móvil!

Feliz Navidad!


Alejandro

lunes, 17 de diciembre de 2007

Atitlán, lago entre montañas verdes

El sábado por la mañana, después de la fiesta de "fin de temporada" del Centro Cultural de España en la que no faltaron los shucos, los tamales de pollo, el ponche y la buena música de la orquesta de bodas "Tabaco" (mención especial a la lotería popular que contó con un seguimiento inusitado entre todos los asistentes...), agarré la camioneta y me encaminé al lago.

Fueron casi cuatro horas de divertida tortura, pero llegamos sin problemas. El plan, en principio, era hacer una fiesta con la gente chapina de las mancomunidades del curso que hicimos con alcaldes, pero acabé en San Pedro de Atitlán rodeado de españoles.

El atardecer fue estupendo y el Hotelito El Amanecer, que encontramos de casualidad, también fue perfecto. Lo de la hamaca frente a tu habitación mirando hacia el lago fue increíble. Además, esta hamaca debía tener pilas, porque apenas te mecías un poco ya se ponía en marcha por un rato.

Por la mañana el agua estaba fría, muy fría. Meter los pies en esa arena negra fue un suplicio, pero poco a poco me fui acostumbrando. A medida que vas avanzando, la arena se vuelve tierra dura y, un más adelante, fango. Entonces te paras. Tu pie se va amoldando y notas como diminutas burbujas de aire empiezan a subir a la superficie. Ahí empieza tu intercambio de energía con el lago. Sientes como te vas hundiendo, como la presión de tu cuerpo libera parte de lo que el lago retenía.

Llega un momento en que no sigues hundiéndote. El equilibrio que alcanzas es directamente proporcional al placer que te produce estar a las nueve de la mañana metido hasta la cintura en el agua, rodeado de montañas verdes, con un silencio absoluto que apenas interrumpen algunas olas que llegan a la orilla.

Respiras hondo, muy hondo. Son muchas las cosas que te vienen a la cabeza, pero logras abstraerte y concentrarte en sentir únicamente la pureza del aire, sin reparar en la temperatura del agua.

Me habréis escuchado ladrar a menudo en contra del gobierno, la farfolla, el amor y sus derivados, los flipados y los que dicen energía cuando quieren referirse a drogas. El lago es un sitio de mucha energía.

El desayuno con huevos revueltos y frijoles siguió equilibrándome el karma y me desparramé en una esterilla a disfrutar del solecito de media mañana.

Con las pilas recargadas, cuatro horas de camioneta y un par de horas en la oficina, llegué a casa con el tiempo justo de meterme en la cama antes de perder el punto justo de cocción mental que me acompañó durante el fin de semana.

Esta mañana, al despertarme, me di cuenta de que se me había pasado el arroz... se me ha ido el día volando, sin oportunidad de avanzar con todo lo que llevo encima. Lo que en mi pueblo siempre se ha llamado "empanao"...

Tanto equilibrio energético para quedarme hoy seco. Está visto que los días tirados a la bartola producen síndrome de abstinencia.

Ya tengo la mochila preparada, no vuelo hasta el jueves pero la semana que me espera es de aúpa: mañana convivio en el Porta, el miércoles almuerzo de navidad en el centro y por la tarde la recepción de la embajada... así que espero llegar al avión hecho un trapo, dispuesto a pegarme catorce horas sobando para llegar a España con fuerzas para achucharos a todos.

El viernes estaré en Madrid tomando cañitas con quien se acerque!

Un abrazo,


AB

jueves, 13 de diciembre de 2007

El Pueblito: niños, piedras y corazones abiertos

El Pueblito es una aldea de Santa Catarina Pinula, a 9 km de Ciudad de Guatemala, separada por una carretera de una colonia exclusiva donde la vara de terreno (unos 92m2) está a nosecuantos mil dólares.

Las casas mejor preparadas están a la orilla de la carretera, a medida que vas callejeando descubres un sinfín de construcciones de de madera y lámina en las que en un único espacio conviven un camastro para todos los miembros de la familia con una cocinilla, en el mejor de los casos, y algún mueble desvencijado que usan como armario.

La Fundación Contexto trabaja allí con unos 82 niños, con edades entre los 8 y los 14 años. Belia de Vico, vallisoletana afincada en el país desde 1964, es su alma máter (prometo post aparte en breve, la historia es increíble!).

Los protagonistas de esta historia son María, Jocelyn, José Víctor, Valentín, Samuel, Diana, Cristina, Edwin y Miguel. Con ellos me he pasado toda la mañana. Participan esta semana en un taller audiovisual de educación en valores que se imparte en el centro; pero hoy se fueron hasta allí para grabar su lechería, sus casas, sus familias, sus palos y sus piedras.

La lechería es, como su nombre indica, una antigua lechería que un ricachón de la otra parte de la carretera ha cedido a la fundación para sus clases. Allí van una tarde a la semana, aunque la lluvia embarre el camino, para sus clases de arte. Aprenden acuarela, óleo, escultura en yeso y hasta grabado en madera; pero lo más importante es que canalizan su creatividad, vomitan su vida interior en obras que les ayudan a abordar el conflicto, la tolerancia y el respeto; catalizando su pensamiento y viviendo una auténtica catarsis emocional que les empuja a seguir.

Paréntesis para explicar que el trabajo de la fundación no queda aquí. Además de su implicación en el desarrollo de inquietudes artísticas como liberación, beca a los alumnos más necesitados para que no abandonen los estudios básicos y puedan continuar, al menos, hasta secundaria. Amén de bolsas de estudio, pago de inscripciones en colegios públicos locales y ayudas familiares puntuales.

En la lechería llama la atención un cartel al fondo que dice: "Yo quiero, yo se, yo puedo", recordatorio diario de que podrán alcanzar las metas que se marquen. Como parte del escenario y, seguramente, instrumento de trabajo hay dos siluetas humanas metálicas que se utilizan "para entrenarse a balazos".


Allí almacenan sus obras. Cristina nos contó por qué su cuadro era negro desde la distancia... a veces nos pasa a todos, pero ella quería que la gente se acercara más y viera como, en realidad, hay elementos en su pintura que de otro modo no se apreciarían. María y Valentín también sorprendieron por su talento... y la obra de José Víctor, al que le "encantan las arañas!"

Nos paramos en el grabado de Olga, que se seca al aire. ¿Tema? Violencia en la familia. Muestra un cinturón en movimiento con una botella de Venado (puro alcohol). Su padre, alcohólico y violento, está ya lejos... pero lo pasaron mal.

Fuera esperan los "chuchitos" de la abuela de Samuel; la "chucha" acaba de parir a siete cachorritos. Como siempre, hay uno "bien gordote" y otro "más flaquito".

Seguimos por la carretera, camino de sus casas.

Primera parada: Cristina. Su madre trabaja en la capital, sólo la ven durante el fin de semana. Mientras, hay alguien que se encarga de cuidar a los más pequeños. Daniel Alejandro, de dos años, tiene ganas de jugar. Se dirige a mí mostrando su espiral amarilla con un "acid" en negro. Mete su pequeño dedo dentro, yo meto el mío. Siente cosquillas y ríe. Ríe con ganas, apretando su cara y con carcajadas de bolsillo que liberan su ansia de compartir sus juegos con alguien.

Mientras Rosa, de unos cinco años, lava la ropa en el lavadero. Restriega mientras sonríe a la cámara.

Hace dos años que se separaron de su padre, pero Cristina recuerda con tristeza que su hermano escogiera quedarse con él en Atitlán: "escogió el dinero, en vez de la familia", afirma cabizbaja. Desde entonces viven aquí, tienen esto en alquiler:


En casa de María conocemos a su madre, y ella nos cuenta cómo le gusta jugar con los perros y los gansos. Su loro mira extrañado, mientras un pavo criollo (chompike) se pasea inmutable.


José Víctor quiere grabar a uno de sus tres pastores alemanes; después Valentín le graba en uno de los sitios donde le gusta pasar el tiempo: su jardín.



Los abuelos de Jocelyn y Miguel fueron los cuidadores de esta finca, pero ya "tienen doce años de ser ellos los cuidadores". Viven allí en casas de adobe, Miguel nos enseña los "palos frutales" que tienen y sus primos juegan en un lavadero roto, viejo y abandonado.


Valentín nos enseña orgulloso el almacén de leña de su abuelo. Él juega ahí, su abuelo vende leña desde hace "cincuenta años". Está ya preparando el belén.

Samuel
tiene tres hermanas y un hermano pequeño. Su madre cuida de ellos, su padre remienda zapatos que entre todos van recolectando por El Pueblito. Los que se pueden vender, se venden... los tienen remiendos demasiado evidentes los usan ellos. Todos están escolarizados, su madre agradece el trabajo de la fundación. Todos duermen en ese camastro, viven sin luz ni agua. Ni falta que les hace: ¿cómo echar de menos algo que nunca has tenido?


En uno de los barrancos vive Edwin, que nos presenta a su abuela y a su primo. Su padre era marero, el año pasado murió en una pelea. Hace ya un par de años que no viven con él; en este tiempo, su madre ha tenido otro hijo con otro hombre. Es este segundo hombre quien se ha preocupado por mejorar la casa. Edwin afirma valiente delante de la cámara: "De mayor quiero trabajar para poder comprar una casa a mi abuela y otra a mi mamá". Antes de marcharnos, nos pide que le grabemos encaramado al palo del níspero, su preferido.

Esta es la vista de la casa, del patio y del barrio. Detrás la letrina, que chorrea lentamente camino de la casa.

Es tarde, son las 22.14. Llevo una semana con jornada de 14 horas y hoy el día ha sido largo. Me gustaría poder contaros mejor lo que hemos vivido, lo que nos han enseñado, lo que nos han echo sentir... pero espero que las fotos puedan daros una idea de lo cómo viven, qué hacen y qué les espera. He visto mucha voluntad, mucha madurez en niños que apenas han llegado a su juventud.

Se merecen oportunidades, las mismas que hemos tenido nosotros para estar a este y al otro lado de la pantalla.

¿Lo mejor? El proyecto está en marcha, funciona y hay lista de familias a la espera de una beca. Es sólo una cuestión de dinero. Exactamente son 450$ al año para que puedan estudiar en el colegio, unos 307€ al cambio de hoy.

¿Nos lo podemos permitir? Interesados, contacten con la fundación o conmigo mismo.

Os dejo con la justificación de Marneth (15 años). Impresionantes palabras sobre la libertad y sobrecogedor grabado.



Nos veremos pronto. Un abrazo a todos.



AB

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Hasta los balones

No entiendo cómo hay quien se empeña en ajustar la máquina hasta que revienta, acogiéndose además a la "voluntariedad gratuita" de nuestra actividad y sin tener en cuenta contextos y coyunturas.

Mucho curro y muchas historias, pero el tiempo no se estira. No existen las horas extras... veremos.

Oigo, apunto y tomo decisiones: mañana me voy de visita a El Pueblito.

Os va a gustar!


AB

martes, 11 de diciembre de 2007

Cada uno con su regalo...

Es época de compras, carreras, empujones, tortas, tarjetas y luces chirriantes... pero hay otros regalos.

El domingo fue el cumpleaños de la señora María, esa mujer recortada y menuda que viene cada mañana a poner orden en la casa. De vez en cuando también nos prepara frijoles volteados y arroz con verduras. No podría decir su edad, estoy seguro que fallaría.

A las 7.45 está en la puerta esperando a que le abramos. Entra en casa, cuelga su pequeño bolsito en el pomo de la puerta de la cocina y se coloca el delantal mientras se enfunda las zapatillas. Es curioso la cantidad de mujeres que pasean con su mandil por Antigua; los hay de colores, con picos, con encaje, con bolsillos, con volantes... Antigua sin esas mujeres con sus delantales tendría otro color.

La semana pasada me comentó que el domingo tenía una fiesta, pero no me aclaró que era su cumpleaños. El lunes, con los ojos brillantes y sonriente, me dijo que había recibido el mejor regalo que nunca pudieran haberle hecho.

- Nos perdimos la fiesta, mire usted! Con gran pena, porque la habían organizado con mucho cariño. Pero es que estuvimos en San Lucas, porque un "gringo alemán" nos regalo un carro para mi niño. Sí, pues... es un carro eléctrico, así mi papito podrá pasear y salir de la casa.

- Regresamos ya en la noche, porque nos tenían que enseñar cómo funcionaba; y fuimos a visitar a un familiar con el carrito nuevo. Ay, mire usted! Qué rápido iba. Una vecina ya me dijo: "cuidado ahora con dónde se mete!". Y tiene razón, sí pues! Ahora con el carrito se puede ir a todos lados.

- Ay, pero estoy muy contenta... le agradezco a Dios que me hayan hecho este regalo. No sabe lo triste que estaba mi hijo siempre en casa. Además sigue con la rehabilitación, el miércoles 19 le toca ir otra vez... que tengo que pedir el día libre, fíjese! Ay, pero que bien... que contenta!

Pedro tiene 14 años. Se pasó unas tres semanas en el hospital en septiembre, le habían dicho tendrían que amputarle la pierna. Afortunadamente el diagnóstico falló como una escopeta de feria y Pedro se recupera poco a poco. Ahora le toca rehabilitación y paseos con su silla de ruedas eléctrica.

La señora María ya le ha mandado hacer unas muletas "bien chiquitas" para su hijo para cuando el doctor le indique que ya puede empezar a caminar solo. Mientras, la señora María se encarga de recargar cada noche las baterías de su regalo.


AB

domingo, 9 de diciembre de 2007

Xela, con otro aire

Viajar en camioneta es divertido. Además de llevarte donde quieras a la hora que quieras, te proporciona momentos inolvidables y te da la oportunidad de "tocar" a gente local...

El viernes bien temprano pillé una camioneta en la terminal del mercado para ir a Chimaltenando. Desde allí, cogí otra camioneta hasta Quetzaltenango. Fueron cinco horas de traqueteo, curvas, empujones y de atenta escucha de conversaciones ajenas. Al subir me acomodé al lado de un par de señores de mediana edad. Detrás iba el alemán que había conocido en la camioneta camino de Chimal, un tipo de dos metros empotrado entre dos tipos, una señora con niño y un joven que ocupaba el pasillo. Curioso. Entre tanta paradita y tanta gente subiendo y bajando de la camioneta, hubo un momento en la que tuve que levantar a un enano de unos cuatro años para que no le espachurraran. Estoy hecho un héroe! ;)))

Delante, un par de marujas chapinas cacareaban sobre cómo está la vida, cómo van los negocios, cómo está la juventud... "Claro, si tenés un negocio tenés que cuidar a la gente. No se puede estar con la cara seria o tener un comportamiento poco amable. No es que vayamos a estar buscando hombres, pero al menos hay que sonreir"; "claro, claro... es así como la clientela quiere volver, si no se busca otro sitio donde comprar!". Detrás estaba don Quique, el marido de la tendera, con su hijo Quique y otro joven: "Ese restaurante es bien bueno, es lo mejor de la zona 4". "Me habían hablado de él, pero todavía no lo conozco; yo voy mucho al que está al lado". "Sí, ese está también muy bien".

De fondo el "Todos contra todos" un programa de radio que enfrenta superéxitos de dos en dos y pinchan la canción ganadora. Entre Alacrán Musical y Los Tigres del Norte, ganarón los tigres... También resultadon vencedores El Chapo de Sinaloa, Los Tremendos y otros más del mismo palo. Entre tanta musiquilla, empiezo a aprenderme alguna... ya os pasaré una recopilación en condiciones con lo mejor del Camioneta's Mix! ;)))

Llegamos después de un parón de cuarenta minutos, casi dejando atrás a las dos marujas y al niño de cuatro años, que habían ido al "baño". La Interamericana está de obras, así que de vez en cuando paran el tráfico en un sentido para que pasen los que vienen en sentido contrario.

Quetzaltenango es la segunda ciudad más poblada de Guatemala, con 120.000 habitantes. Conocida también como Xela, diminutivo de su nombre maya quiché: Xelajú. Respira todavía ese aire medio alemán que tuvo en el XIX con el boom del cultivo del café: grandes casas señoriales, monumentos, teatros, edificios de doble altura (incluso de tres!)... El Xelajú ganó el último trofeo de clausura, así que se ven carteles y camisetas por todos lados.

La camioneta te deja en la terminal Minerva, en las afueras de la ciudad, justo al lado de uno de los mercados más ajetreados de la ciudad. Hay que atravesar todo el mercado, auténtico espectáculo medieval, para llegar hasta la rotonda del Templo de Minerva (Sí, uno de esos caprichos neoclásicos de un político iluminado...) donde se coge el minibús que por 1QTZ te lleva al centro. En el trayecto atraviesas la mitad de la ciudad, el mercado de La Democracia y la 14 avenida A hasta el Parque de Centroamérica.

Instalado en la Pensión Andina, que te ofrece una habitación medio digna con baño por 50QTZ (5€), me di una vuelta por el centro, visité la Casa de la Cultura Occidental (post aparte...) y localicé a la gente de Quetzaltrekkers.

Quetzaltrekkers

Hace ya como diez años, Gavin, un inglés de unos treinta apasionado del país y de la montaña, decidió poner en marcha el proyecto. La idea es sencilla y funciona: organizar caminatas por la montaña, subidas a los volcanes cercanos y días de escalada para toda la gente que pasa por la ciudad; y dedicar todos los beneficios a la EDELAC (Escuela de la Calle). Funcionan con extranjeros voluntarios que se comprometen a estar, al menos, tres meses con ellos. Con el tiempo han crecido y reparten los beneficios entre la escuela, un orfanato y una clínica. Ahora, además, tienen sede también en León (Nicaragua), así que tendré que ir por allí para participar del proyecto... ;)))

Ayer sábado estuve todo el día con Daniel (26, estadounidense de origen mexicano), Brian (22, estadounidense de padre alemán y madre irlandesa), Sonja (25, alemana deportista de Colonia), Marianne (26, fisioterapeuta canadiense), Patrick (22, "cocinero" de Nueva York), Addie (20, estudiante estadounidense) y Aki (22, japonés pirado imprescindible).

Fue divertido. Desayunamos en Casa Argentina, su base de operaciones, y salimos como a las ocho camino de la montaña. Una camioneta, un microbús y una subida de veinte minutos bastaron para llegar al pie de una pared de 20 metros. Según la escala americana, eran unas pistas de 5.8 y 5.9; lo que vendría siendo una 7A y 7B en la escala francesa. Recuerdo que llegué a hacer una 6A en Arico con Juanluis, Isaías y Gonzalo allá por el 2001, pero eran otros tiempos. Ayer logré subir la 7A, pero me costó mucho. Antes había probado con la 7B y fue complicado. Las grietas de la roca eran pequeñas, muy pequeñas, tenía las yemas de los dedos heladas, había perdido la sensibilidad y no sentía el tacto de la roca. Los dedos se agarrotaron y me impedían seguir subiendo. A mitad de camino, a unos 10 metros del suelo, desistí: "ok, Brian! I'm done! Let me just enjoy the sight!".

Una, dos, tres, cuatro... hasta cinco veces me encasqueté los pies de gato. Fueron cinco horas de esfuerzo, charla y coordinación. Estuvo bien. Mientras no escalábamos, cada uno contaba su historia... fue así como nos enteramos que Aki había estudiado Historia y había hecho su tesis sobre la historia del vegetarianismo en Estados Unidos. Él no es vegetariano, en abril empieza a trabajar en una compañía pesquera. Marianne nos contó cómo era la subida a la montaña de al lado del Kilimanjaro. Patrick contaba historias del restaurante argentino en el que trabajaba en Nueva York. Sonja se concentraba, miraba arriba y analizaba las rutas que seguíamos. La teutona deportista fue la que hizo sin problemas las tres subidas propuestas.

Las vistas eran estupendas, se divisaba el altiplano, rodeado de montañas y volcanes, con un desordenado ajedrezado de cultivos verdes y amarillos. Quién sabe por qué, el cerro en el que estábamos tenía cierta tradición religiosa y se escuchaban los contínuos cantos evangélicos de las numerosas "capillas" de hojalata instaladas entre las rocas. Familias completas subían y bajaban para participar en sus ceremonias, hacer sus ofrendas de flores y cantar a voz partida sus alabanzas y agradecimientos. Impresionante.

Regresamos caminando, haciendo una parada obligada en Los Vahos, una sauna de origen volcánico en la que encierran a turistas. Sin exagerar, nos metimos ocho en un espacio similar al de un baño de avión, a oscuras y sudando... puag!

Cenamos en el Blue Angel. Juliancito, que cumplió los tres años el jueves, se despidió antes de irse a la cama chupando todavía el biberón mientras nosotros estábamos ya con el primer cuba. Cosas de la edad. Su madre nos sirvió unos estupendos burritos mixtos y un cartón de vino chileno. Todo por 38QTZ (3,8€).

Seguimos la noche en la "casa del yoga", donde se habían reunido gente de Quetzaltrekkers y conocidos para celebrar la "boda" de dos guiris afincados en Xela. Fiesta, cubas y bachata. Aprendí de manos (o de pies, según se mire...) de una danesa de cuyo nombre no puedo acordarme.

El mundo es un pañuelo, es ciertamente pequeño... a la cena se incorporaron Ask (un danés de Aarus... la ciudad de mi cuñado Martin!), y Greg (un inglés de Londres que estudió en Wakefield, pueblo perdido de Yorkshire donde vivía mi hermana Carmen!). En fin... somos todos un puñado de mocos!

La noche acabó hacia las dos... tiempo de meterse en la cama y coger postura. No me he movido en toda la noche desde que conseguí calentar una parte del colchón; me he movido como un pollo en el asador, para no perder el calorcito. Xela ha sufrido una bajada brusca de temperaturas y ayer por la mañana, además de enigmáticos bancos de niebla, se alcanzaron las temperaturas más bajas del año: unos dos grados, según decía esta mañana el periódico.

Pullman de vuelta hasta Chimal, camioneta hasta La Antigua y un almuerzo en el Comedor Típico Antigüeño, casa de comidas frente al mercado que reúne a las familas del lugar los domingos.

48 horas fuera de la burbuja del cooperante... y metido de lleno en la rutina backpacker o de viajero independiente. A veces hace falta salir y tomarse un respiro! Ahora sólo me quedan las agujetas!



AB

jueves, 6 de diciembre de 2007

64 días...

Unas palabritas rápidas, que muchos agradeceréis... ;))))

Hoy curré, hay mucho trabajo pendiente y Wendy se fue ya de vacaciones!

Pero mañana me voy a Quetzaltenango, la segunda ciudad de este país. Está como a 2.500 m. de altura, así que tendré que abrigarme.

Todo bien, seguiremos informando.

Feliz puente... en casa, en Fuerteventura, en Londres o donde se os ocurra ir!

Abrazo fuerte,


Alejandro

miércoles, 5 de diciembre de 2007

Guate, Guate, Guate

Desde hace dos meses escucho cada mañana la misma cantinela. Sobre la 7ª calle pasan cada día cientos de camionetas camino de la capital, cargadas de gente de diferente pelaje.

Suelen ser antiguos autobuses escolares americanos... esos amarillos de las películas, pero con una capa de pinturejas que le dan otra vida y otro aire. Cuando voy 5ª avenida abajo hacia las ocho de la mañana camino del centro, veo siempre al tipo que grita colgado de una barra tratando de recoger despistados transeúntes camino de la ciudad.

El sábado tuve mi primera experiencia con las camionetas: tras rebelarme contra la tesis y darme una duchita matinal, me planté en la calle en busca de alguna camioneta que me llevase a la capital. Normalmente, una plaza en un triste microbús gris de gringos se cotiza a 10$, unos 70QTZ. Sin embargo, el mismo trayecto en una vistosa camioneta de colorines atestada de chapines sale por unos 8QTZ. Obviamente, opté por la camioneta... eso de los colorines es entretenido!

Había visto muchas cruzarseme por delante, con sus pestosos tubos de escape en plena erupción... pero no era consciente del microcosmos que esconde cada una de esas antiguallas de hojalata.

Sólo cuando respondes a la llamada de Guate, Guate, Guate! entras a formar parte de esa historia. Subes en marcha los cuatro escalones que separan los maltrechos adoquines de la calle del traca-traca de la camioneta; en ese momento recuerdas que la última vez que subiste a algo en marcha a aquel tren de las 18.00 que salió una tarde de agosto de Varanasi camino de Calcuta... suspiro en memoria de Camarón!

- (inaudible) -te dice el que gritaba... pero entiendes que te pide que te acomodes al fondo, que dejes sitio a los demás y que te empotres en el primer huequito que veas libre. Miras hacia el fondo y ves cómo te observan un montón de rostros de ojos rasgados, de mirada atenta, de tez tostada y de ánimo rendido. Son las diez y media de la mañana: unos miran por la ventana, otros hablan con quien comparten el viaje, otros analizan los pasajeros que se unen en ese viaje estelar. Llevan bolsas, bolsones, mochilas, compras del mercado...

Cuando te acomodas entiendes a qué se refieren cuando hablan de la "ley de horacio": la mitad del culo dentro, y la otra en el espacio. Y así es. Mientras no entran tres en cada asiento no podemos decir que la camioneta va llena. El pasillo es estrecho y cuando te encajas entre otro "horacio" y el tuyo, crees que ya no cabe ni un alfiler. Te equivocas. Es entonces cuando entran en juego los medianeros, esos que se insertan en el pasillo entre los "horacios" y que se agarran a lo primero que echan mano. Apretujaos, seguimos el camino.

La carretera de Antigua a la capital es, lo que se viene llamando, sinuosa. Curva a la izquierda, curva a la derecha, curva cerrada, curva con cuesta... cuando tienes a una señora gorda y su hija sentadas a la derecha, las curvas a la izquierda son una pequeña pesadilla... te sientes como una loncha de jamón envasada al vacío! pero cuando llega la curva a la derecha... jeje, venganza! te piensas que estás ayudando a cerrar una maleta de tu hermana y achuchas por inercia para sentir el placer del milímetro libre entre el muslamen de la señora y tu chicha.

Entre tanta curva, hay paradas y sus inevitables subeybajas de los pasajeros interestelares. Acertáis con toda clase de colores, sabores y olores que podáis imaginar.

¿Quién dijo que en los trenes de los Carnavales no se paga porque el revisor no puede pasar? Pues le recomendaba yo a los de Renfe que se vinieran por aquí una temporada para que vean cómo es posible que alguien pase cobrando entre un par de "horacios" y un medianero en un pasillo atestado con millones de personas. En serio, que no exagero! Que los exagerados son ellos... ¿cómo se meten cuatro elefantes en un seiscientos? Pues dos delante y dos detrás... pues igual con la gente! ¿Cómo se meten medio millón de chapines en una camioneta? Pues igual, pero en varias filas!

Mención especial para la BSO que te acompaña y que anima tu viaje: salsa, bachata, merengue y chachachá (lo siento, aún no se diferenciar!). Pero la vida no deja de sorprenderte y de pronto surge un: te compro a tu novia! Melodía repetitiva, divertida y cansina que conoces porque tu hermana pequeña te martirizaba con su cd de música peruana cuando quería recordar su estancia por aquellas tierras. Merece la pena reparar en la letra, es impagable!

Todo esto ocurre ante los ojos de dos diablillas de piernas kilométricas que visten un escueto bañador rojo y lucen sendos tridentes entre las piernas; sonríen pegadas a cada lado del "Diablita" que luce camionetero al lado del retrovisor, dando la bienvenida a los nuevos pasajeros y despidiendo de forma pícara y simpática a aquellos que bajan de la nave.

"Paiz, Paiz, Paiz". Entonces regresas a la tierra, ves a lo lejos el mamotreco de Tikal Futura, centro comercial abominable que te anuncia el momento de bajar de la camioneta y buscar un taxi que te lleve a cualquier rincón de la ciudad.

¿Taxis? Son una raza aparte, creo que llegaron a la Tierra procedentes de un satélite desaparecido de Júpiter. Todo, los de Skoda Fabia madrileño, los rickshaws de Agra o los cuatrolatas de Guate te hablan del Real y del Barcelona. Fútbol... ¿donde he estado los últimos veintisiete años de mi vida? ¿cómo he permanecido ajeno a esta ciencia del correr detrás de una pelota?

Por favor, que alguien me aclare...



AB


Feliz puente a todos!

lunes, 3 de diciembre de 2007

Yo contra la tesis

El viernes me quedé hasta las 3 de la mañana con las notas al pie de página. Podría haberlo dado por acabado, si no fuera por que se me han "descuajaringao" los gráficos y las tablas... tendré que ponerme esta tarde.

Pero el sábado me desperté y me rebelé contra mi tesis: basta ya de presentarte aquí a estas horas -le dije-, hoy tendrás que esperar... me voy a la capital!

Y así fue. Pillé una camioneta a las 10.30 de la mañana hasta Miraflores y allí un taxi hasta las 100 puertas. El Centro Cultural de España (Jorge, Pilar, Lucía y cía) presentaba la guía de Art Decó que han publicado con la ayuda de Gema. Hubo ponche de frutas y mucha conversación.

Después nos fuimos a comer al Portalito y a seguir comiendo en casa de Jorge.

Como a las 17.00, alguien dijo: "y si nos vamos a la playa? A las siete y media podemos estar bañándonos!"

Unanimidad para el sí. Pilar se lo pensó un poco, pero no tardamos en convencerla.

Vocho, carretera y bañador!

La noche del sábado disfrutamos de un bañito estupendo en el Pacífico, salpicado por estrellas.

El domingo... desayuno chapín, paseo laaaaaargo y pescado fresco del Dulce y Salado.

Hoy es lunes, mucho trabajo...

Ya os cuento más tarde, o mañana!


AB

viernes, 30 de noviembre de 2007

Currando, que es gerundio

La vida por Antigua es como la vida en Sevilla, Madrid, Londres, Munich, La Habana o Maputo.

Todos, o la gran mayoría, trabajamos, comemos, dormimos y pasamos un rato socializando. La diferencia estriba en el tiempo que le dedicamos a cada cosa.

Yo venía convencido de que aquí estaría más tranquilo, que no estaría todo el día corriendo de un lado para otro... no! Me equivoqué!

El trabajo sí que es más tranquilo, y mucho más agradecido... no porque tengamos más repercusiones en prensa (que es algo que está por ver), sino porque aprecian el trabajo bien hecho, la planificación, la asesoría... y no hablo de chapines, sino que son meros españoles los que muestran su agradecimiento.

Este no es un post de autocomplacencia, obviarlo si os parece así! Es un post para contaros que otra forma de trabajar es posible, lejos de la exigencia máxima como norma y de plazos de entrega imposibles.

Lo más importante es contar con un buen equipo. Wendy está imparable, esta mañana me decía: "Puchis, desde lo de los alcaldes todo el mundo nos quiere! Ayer en la OTC todos me hablaban pidiendo notas de prensa, pero antes nadie se preocupaba". Esto está cambiando, trabajamos mano a mano, repartiendonos los temas sin problemas, cubriéndonos la retaguardia en cada momento. También decía: "Hoy será otro día duro, pero al menos valoran nuestro trabajo".

Reactivar un equipo, recuperar la ilusión... eso es más importante que los recortes de prensa, que vendrán más tarde.

Lo de ayer.

El martes, a mitad del día, nos cayó una de esas bombas que hacen que paralices cualquier cosa que estés haciendo. Teníamos en uno de los cursos al director de comunicación de Expo Zaragoza 2008 y, aprovechando, se había organizado una rueda de prensa en la OTC el jueves.

Aclaremos:
- "Organizar": La semana pasada nos habían pedido un listado de prensa (ajá, ya lo sabían!). Habían "convocado" a los medios desde la embajada, que no cuenta con consejero de prensa... Pero como se dieron cuenta de que no sabían muy bien cómo, nos llamaron a nosotros.
- La buena intención: no es que hablemos de una ciencia, pero torear con periodistas tiene su gracia... consigue con la experiencia, no tiene más! Lo complicado es "comunicar bien", pero eso es otra historia... La secretaria del cónsul hizo un trabajo estupendo!
- A última hora, nos dejaron meternos hasta la cocina, así que actuamos sin problemas. Preparamos materiales, redactamos mensajes, hicimos un par de llamadas a los principales periódicos...

Ayer salió todo bien. Tuvimos unos siete periodistas, entre los que estaba un personaje que se merece un post exclusivo... -próximamente, en los mejores cines!-. El cónsul, el coordinador general de la AECI en Guate y el director de comunicación de Expo Zaragoza 2008 estaban satisfechos por el trabajo realizado. Otro gallifante para el equipo de comunicación del Centro de Formación! ;)))

Aquí tenéis el resultado en elpais, y en la página web de la organización. La foto que sacaron es mía, la chica de la derecha es Wendy. Desde esa esquina, en otro momento de la rueda de prensa, hizo esta foto:


Aquí me tenéis, trabajando. Sería más cómodo que te avisaran con tiempo, pero quizás así perderíamos esos subidones de adrenalina que de vez en cuando nos dan.

Y de vez en cuando, me permito esto: perder un ratillo contando a mi gente las cosas que pasan por aquí.

Hoy es el día del Periodista:
- "Felicidades, Wendy!"
- "Lástima que no pueda decir lo mismo! Jeje!"

Pero aquí estamos, dando guerra!

Un abrazo para todos, ya seguiré contando lo de la admiradora... si es que después de sus vacaciones se acuerda de mí o no ha conocido a otro pringao al que admirar! ;))) Así está el mundo...



AB


Actualización: Aquí tenéis el artículo de El País, cortesía de Luis desde México.


miércoles, 28 de noviembre de 2007

¿Qué hacer cuando tienes una admiradora?

No se ni quien, ni como ni por qué...

Bueno, sí. Se que vino por el centro cuando la presentación del códice de Dresde.

Se que estuvo por aquí hace un par de semanas merodeando por los alrededores del centro pero se fue sin verme. Ese día Evelyn, nuestra recepcionista, me dijo que había venido a verme Mónica, una amiga guatemalteca, pero volvería más tarde. "Perdón? No conozco a ninguna Mónica!".

El viernes, en la entrega de se acercó Jorge, un chaval que trabajaba para el ministerio cuando lo del códice de Dresde. "Sabés que tenés una admiradora? Te conoció aquel día y desde entonces quiere conocerte... La semana pasada estuvimos por allí a ver si te veíamos y no hubo suerte".

Dijo que el lunes pasaría por aquí a tomar un café. No vino. Respiré.

Acabo de colgar a Evelyn. Hace media hora me llamó por primera vez. Siguió las instrucciones que le di el lunes por la mañana: "haced como que me llamás, pero que te contesta Wendy y te dice que estoy reunido". En la segunda llamada me ha dicho que le ha dejado una nota con su mail, le ha dicho que se va quince días de vacaciones y que cuando regrese se vuelve a pasar. Con suerte es Navidad!

Aquí todos se ríen, aportan historias de todo tipo.. desde enfermedades terminales a regresos urgentes a España, pasando por matrimonios, hijos y cambios de sexo...

He pensado en pedir ayuda a algún amigo que haya tenido admiradoras... pero lo siento, no se me ha ocurrido ninguno! Pero se admiten -y se agradecen- consejos al respecto.

Nancy, al parecer, conoce al amigo de la chava en cuestión y ya le dijo que estoy ocupado, como un taxi en la Gran Vía una noche de sábado!

A ver... propuestas! En serio! Que haríais? Sería divertido un debate público al respecto...

Me siento como un mafioso en una fiesta de la Interpol.

Reiros, pero aportad algo! ;)))

Besos y abrazos para todos,



AB

martes, 27 de noviembre de 2007

Increíble, pero cierto...

Esta mañana amaneció con frío, me levanté exactamente a las 8.14 (algo más que tarde...) y me vine pitando.

Saludos, mails, avisos de reunión... y tachán: llamada.

Era Sandra Martínez de Nuestro Diario (o como por aquí dicen: Muerto Diario, por sus tintes sensacionalistas... sería la versión moderna de El Caso). Estaba "preparando" el artículo sobre la orden Diego de Porres y quería que le "aclarara" los pies de fotos.

- Mandemelas, pues! Y yo se las devuelvo comentadas.

- Ay, no! no hay tiempo. Mejor les digo como se miran y usted me dice. En una tengo un pasillo con arcos y una escalera cruzada.

-Eh?

- Da igual, en otra... aquí tengo un patio con arcos, pero es antigua.

PAUSA: Aquí, cuatro de los cinco patios que hay tienen arcos!

Resuelto el tema de los pies de foto "al dictado", literalmente, cuelga.

Al rato vuelve a sonar el teléfono. Es Evelyn: "Mire Alejandro, tiene una llamada con Sandra Martínez"; "ok, pásamela!"

- Sí pues, es que ya tengo el artículo y quería leerselo para que me lo corrija

- Eh?

Tic, tac, tic, tac, tic, tac...

- Sí, quería que usted lo revisara.

-Mejor me lo manda por email y lo comentamos por teléfono.

Al principio dice que no, que no hay tiempo... Pero lo envía en dos partes. Lo leemos juntos y quitamos partes porque el espacio que tiene es reducido. Torpe, inepta, melona. Habría muchos adjetivos para calificar a esta "periodista". Wendy me advierte que no es lo normal, que no generalice.

Obvio corregir las faltas de ortografía, no quiero estropear el momento.

Resultado: el artículo, a pesar de su visita del viernes y la entrevista que concedimos, es un mal corta y pega de nuestra nota de prensa. Es vergonzoso. A ver que publica mañana.

¿Que ha hecho esta buena señora desde el viernes que nos visitó? Hoy hemos puesto los pies de foto y hemos escrito juntos el texto... ¿Entonces?

Hace frío.

Después de la llamada me he metido en una charla con la directora general de política interior. Hablaba del sistema electoral y las reformas propuestas. Interesante, pero como diría mi padre: mucha farfolla.

Carol me ha escrito diciendo que se ha perdido, que se ha despistado. Quiere posts más cortos y con fotos. Espero que este sea corto! ;)) Lástima que no tiene foto.

En un par de semanas ya estoy por allí para abrazaros de verdad... mientras, abrazos virtuales!

Parece que la comida de Navidad de los amigos de Sevilla ya está medio organizada. Que bien: vuelve a casa por Navidad, come con los amigos y disfruta de la familia.

Espero que ya tengáis turrón por ahí! Yo ya tengo jamón en espera...



AB

lunes, 26 de noviembre de 2007

Con T, de tesis

O con T de tonto...

Me he pasado las últimas 48 horas encerrado con la Tesis... La Tesis no es morena, no tiene los ojos brillantes ni una sonrisa enorme de oreja a oreja... más quisiera yo!

La Tesis lo que tiene son unas cincuenta páginas en Arial 12 en color automático y algunos gráficos en azul tinta.

Unos se fueron al volcán, otros a ManifestArte a la capital... y yo me quedé en casa encerradito. Pero esta semana debe acabar la pesadilla! Fecha límite 1 de diciembre... espero tenerla lista el viernes para poder disfrutar del fin de semana!

Os dejo con la web de la AECI... sacaron entre sus noticias destacadas la nota de prensa que habíamos preparado aquí. Y aunque todos hayan metido sus cambios con menor o mayor acierto, me hace gracia verla en la portada de su web...


A ver si mañana os cuento cómo fue el acto del viernes... y una de esas historias increíbles que a mí me pasan! ;)))

Abrazos para todos!


AB

viernes, 23 de noviembre de 2007

Cuando la inquietud surge de dentro...

"Sí, pues! El día de Todos los Santos celebramos a la grande... empezamos el día antes, porque tenemos que traer a los caballos y algunos ya vienen tomados. Y ya el día 1 empezamos bien temprano con las carreras; viene mucha gente de las aldeas de alrededor y también muchos turistas... todos quieren ver las carreras de Todos Santos de Cuchumatán, son bien conocidas! Pero te sorprende ver a esos hombres tan grandes borrachos tirados por el suelo; sus amigos se ríen, les hacen fotos y les graban con la videocámara. Ah, sí! Lo pasamos en grande!"

"Otro día que es bonito para visitar nuestro pueblo es el día de la elección de la Reina. Ahí se festeja también mucho. Si pueden, vengan... les gustará! También tomamos mucho. Todos Santos es la segunda población que más toma por habitante. Hace como un año impusieron la ley seca a partir de las 6 de la tarde, estaban empezando a surgir problemas de violencia y se les puso tope. Ahora se toma menos."

"Sí, sí... siempre llevamos esta ropa. Claro, todos los días. Las camisas están bien trabajadas. Antes la tela las hacían únicamente nuestras mujeres en telares tradicionales, pero ahora también se metieron a hacerlo los hombres con telares industriales. La camisa no es cara, unos 150Q (15€), pero el cuello sí... este cuello bordado tiene mucho trabajo y lo pagas a 400Q. Créeme, no es barato.. pero son nuestras costumbres. El pantalón no, es un modelo adaptado. Tiene la tela original nuestra, pero con la forma de unos pantalones americanos normales. Y sí, es barato.. otros 150Q. Todos los llevamos a diario, son bien bonitos!"

"Ay, para nosotros es diferente... pocos se casan. Ya sólo se arriman y deciden vivir juntos, sin más! Pero los que se casan, se casan con estos mismos trajes... no se visten de otra forma. La mujer si lleva un huipil nuevo, esos vienen a costar 1500Q. Si hay una boda todo el mundo lleva algo nuevo, y todas nuestras mujeres se la pasan tejiendo y bordando. Este no está casado, trabaja mucho... así que no tiene tiempo para mujeres, verdad?"

"Hace quince años no había nada de lo que hoy hay. Antes todo era maíz, eran cultivos que se daban una vez al año, y si se perdía la cosecha todos teníamos que salir y buscar otros trabajos porque teníamos que dar de comer a la familia. Él no ha tenido que hacerlo, pero yo todavía tuve que buscar jornadas en cafetaleras, en la recogida de algodón... era muy duro, te pagaban muy mal.. pero era lo único que teníamos!"

"Ahora hemos cambiado mucho. Hemos metido cultivos de café, de brócoli... Es algo que nosotros no comemos, pero se investigó el terreno y parecía ser bueno para el brócoli... así que plantamos y ahora exportamos brócoli. Y si venís en junio, verás toda la parte alta verde, bien verde. También tenemos mucha papa, ahora cultivamos mucha papa... antes con el maíz no comíamos igual. De una cuerda de terreno podés sacar 70 quintales de papa, y muy ricas!"

"El todosanteño es muy arriesgado; hemos pasado por muchos problemas... así que algo que nos digan que puede funcionar, nos ponemos a intentarlo!"

"Antes todos se iban de Todos Santos. Los todosanteños teníamos que marcharnos a otros pueblos de Huehuetenango o a Estados Unidos... un 25%, al menos, están allá! Pero ahora no, ahora son muchos los que vienen de Huehue y también de otros departamentos! Ay, sí! vienen a trabajar en los cafetales y en los telares... y ahora también en la construcción. Muchos todosanteños se marcharon a Estados Unidos y desde allí mandan plata y sus familias se construyen buenas casas."

"El todosanteño es arriesgado, y no tiene miedo a nada. Muchos cruzaron la frontera y se instalaron allí en Estados Unidos. Se ocupan en el campo y, a lo mejor, luego consiguen ocupación de mesero... o en un hotel. Hay algunos que están trabajando incluso en las cocinas de algunos restaurantes! Además nos gusta juntarnos. Allí hay muchos y organizan asociaciones y grupos de ayuda entre ellos."

"Sí, pues! En el cementerio se ven enterramientos bien grandes, de varios pisos y llevan la bandera de Estados Unidos. Esos fueron los que murieron allá. Todos los meses reunen plata entre todos para pagar los gastos si alguno muere, porque todos quieren ser enterrados en su tierra."

"Algunos en nuestro pueblo siquiera hablan bien español... en la familia se habla mam, entre nosotros también. El español se enseña en la escuela, pero luego se habla muy poco. Para nosotros es más fácil el inglés, nuestra fonética es más parecida al inglés. Todosanteños que emigraron regresan hablando perfectamente inglés después de un par de años."

"Pues como todos los proyectos de cooperación: vinieron unos cooperantes canadienses y pusieron en marcha el Instituto Mam de Desarrollo Integral (IMDI), eran proyectos de agua y salud. Fue muy bien, pero cuando acabaron se marcharon. Pero hubo esa inquietud entre nuestra gente, nos dimos cuenta de que se podían hacer algunas cosas para mejorar nuestra calidad de vida... así que seguimos con el IMDI adelante. Conseguimos fondos y continuamos con proyectos de agua y saneamiento; pero también montamos un taller de comadronas y de alfabetización de la mujer. Saben lo que son las comadronas, verdad? Muchas mujeres morían en los partos, no se alimentaban bien y no tenían una buena atención... pero desde que se montó el taller de comadronas, hemos mejorado mucho... ya no mueren tantas mujeres."

"Estamos ahí perdidos en la montaña, a más de 2.300 metros sobre el nivel del mar... pero no tenemos acceso continuo a agua. Durante las lluvias recogemos agua en pilas enormes, y es todo lo que tenemos para el año. Hay que tener cuidado para que no se descomponga, porque entonces tenemos más problemas de salud. Pero no tenemos manatiales o pozos de donde podamos sacar agua continuamente. Enseñamos a las mujeres 'educación del hogar' para que sepan cómo utilizar el agua, cómo cuidar la salud de su familia... es muy importante, porque son ellas las que se preocupan por todos."

"También tenemos programas de educación; en algunas familias obligan a los niños a dejar la escuela para que ayuden en el trabajo de sus padres, porque además estudiar les cuesta dinero. Así que nosotros les damos becas para que puedan seguir estudiando, pero no les damos plata... sino alimentos para que lleve a sus familias. Aunque después no tienen más formación, es muy dificil que salgan de Todos Santos para estudiar fuera. Luego les animamos a que creen pequeños negocios. Algunas mujeres han empezado con las gallinas, y después tortillas o una casa de comidas... y así mejoran su situación y la de su familia."

"Hace unos años nos presentamos a un premio en la capital. Nos dieron el primer premio, unos 500.000Q. Una barbaridad! Con eso pudimos poner en marcha proyectos durante tres años. Los canadienses habían montado un ambulatorio bien equipado. Tenía muchos doctores, se pasaban muchas consultas y daba un buen servicio a la comunidad.. pero se dejó estropear! Era bien moderno, ahora quedó olvidado. Ahora queremos volver a darle uso."

"Cuando fueron las elecciones, nos fuimos a la capital y empezamos a buscar ayudas. Estuvimos un par de semanas visitando instituiciones y así fue como conocimos a la gente de la AECI. Nosotros no somos de ninguna de las mancomunidades que participan en el curso; pero cuando les visitamos nos invitaron a participar en este curso. Nuestro alcalde aquí nos mandó, para que aprendamos de gobierno municipal, de gestión pública y de participación de los ciudadanos."

"Hasta ahora siempre había sido gente de fuera. No les interesaba el desarrollo del pueblo, sólo gestionar las licencias municipales y ganar dinero. Pero ahora no. El que salió elegido alcalde era el vicepresidente de IMDI, así que todos vieron las buenas cosas que se habían hecho. Y eso es lo que queremos seguir haciendo: seguir trabajando por el desarrollo de Todos Santos. Es nuestra gente, nuestros vecinos, nuestra familia... así que queremos seguir mejorando el sistema de atención de salud, el cuidado de nuestros bosques, la educación de los jóvenes."

"El curso está siendo interesante. Estamos aprendiendo mucho; pero, además, estamos dándonos cuenta de que lo que tenemos en la cabeza se puede hacer... no estamos locos ni son ideas imposibles, se puede hacer y nos están enseñando cómo. Es un orgullo ver que lo que nosotros pensamos tiene nombre, creo que lo llaman desarrollo comunitario o desarrollo local. Nosotros no sabemos de eso, pero conocemos las necesidades de nuestro pueblo y queremos ayudarles a conseguirlo."

"Sí, pues! Nosotros tenemos esta ilusión, pero ahora es nuestra obligación... tenemos la responsabilidad de poner en marcha todos los proyectos que tenemos planteados. En el pueblo se ha creado mucha expectación y, si desde una entidad tan pequeña como el IMDI conseguimos hacer tantas cosas, esperan que desde la municipalidad podamos hacer muchas más... así que tenemos mucha responsabilidad."

Raúl y Carlos, entre los veintitantos y los treintaypocos. Todosanteños, gente arriesgada, ilusionada y sonriente. Está comprobado: quien quiere peces, se moja el culo.



AB

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Rutina antigüeña


Ya le voy cogiendo el truco a esto: los adoquines ya no ponen zancadillas, aprieto manos por doquier, sonrío a uno y otro lado, duermo siete horas seguidas, no tengo problemas estomacales, me he acostumbrado a la comida especiada de Walter, soy uno más de cuatro, voy entonando bien el chapín, he desbloqueado la tarjeta, formo un equipo estupendo con Wendy, la jefa ya entiende de lo que le hablo, hemos tenido suerte con un par de temas en medios y tengo mi bici.

¿Problemas? Boh.. chorradas: que tengo que acabar la tesis antes de que acabe ella conmigo, que la rueda de delante de la bicicleta está picada... y creo que ya está! No me puedo quejar!

Así que después de 50 días en este país, puedo decir que he concluido mi periodo de adaptación. Ahora me tengo que poner con mi preparación para no traumatizarme cuando aparezca dentro de un mes en la Gran Vía... luces de colorines, gente corriendo para comprar regalos y un ejército de personajillos disfrazados felicitándote la Navidad... paciencia!

El programa para esta semana venía complicado, pero ya estamos acabando: mañana jueves por la tarde tenemos una muestra de productos típicos de las mancomunidades que están participando en el curso de "cómo ser alcalde en 4 semanas" y el viernes tenemos la entrega de la Orden Diego de Porres que el Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala otorga al programa de Patrimonio para el Desarrollo de la AECI. Será en las Capuchinas, buen momento para conocer el convento.. aún no había tenido oportunidad!

Por ahora os dejo con la manta que hemos encargado para el centro con motivo del día de la no violencia contra la mujer. Hubo un tiempo en que me convencían estas historias, pero ahora me dan pereza, mucha pereza... día del niño, de la mujer, del sida, de la tierra, de la desertificación, del calentamiento global, del consumo de leche materna... en fin, "hay gente pa tó!".

Besos, abrazos, achuchones y palmaditas en la espalda. Y gracias por vuestros mails, aunque hayan sustituido a los comentarios públicos en el blog... una pena! Se que leéis, aunque a veces se os acumule... ;))



lunes, 19 de noviembre de 2007

Tesina, tesinae... playa, sol y arena!

El fin de semana fue de trabajo...

El sábado por la mañana estuve liado con la tesis en la oficina, y por la tarde estuve haciendo las fotos del concierto que se organizó en el centro. Tengo que acumular horas extras para pillarme días libres durante el 2008, que me van a hacer falta!

Y el domingo también estuve tesineando... la llevo atrasada, pero he avanzado un buen trecho! A ver cómo me queda, que aún no lo tengo yo muy claro...

Pero lo del placer y el deber no es incompatible... este verano he logrado combinar ambas necesidades con cierto éxito (no?), aunque es complicado!

David está pendiente de que le aprueben una asistencia técnica en otro país y lo más seguro es que se vaya en diciembre... por eso, al final, me he acomodado en la habitación de abajo. Por ahora es la opción más económica y la más "apañá", pero ya veremos!

Solucionado el tema casa, me meto de lleno en el tema tesis!

Por lo general, cuando nos dicen que algo está a punto de acabar tratamos de aprovechar lo que no hemos sido capaces de valorar mientras lo podíamos disfrutar. Yo mismo me arrepiento de no haberme movido más en mis años en Madrid aprovechando que "todo" está cerca... El caso es que David decidió irse a Monterrico el domingo y allá que nos fuimos con gente de la capital.

El auténtico plan del pasado fin de semana fue el "Festivalote", un encuentro de bandas de rock y hordas de jóvenes buscando motivos para celebrar su amistad. No podía perder el fin de semana entero, así que tiré por la opción playita de domingo.

Las olas en Monterrico tienen mucha fuerza. Lo de coger olas no es complicado, pero hay que andar con cuidado para no partirte la espalda en dos... ya he encontrado el truco! Si cuando te hace lavadora te enroscas como un ovillo, te defiendes de su embite. Es increíble, en serio. Estoy seguro de que algunos de vosotros podréis probarlo, y otros ya habréis experimentado una sensación similar. La sensación de pérdida de control, la fuerza del agua, la espuma que cubre todo cuando regresas a la superficie... es genial!

Las clases de kite de hace un par de años no cayeron en saco roto, podría parecer tarde para empezar a peinar olas... pero no, en algún momento lo haré (si mis torpes pies me lo permiten!).

Esta noche, en la cama, sentía aún el vaivén de las olas y las volteretas que nos pegaron cuando estábamos desprevenidos.

Entre ola y ola, tesis y tesis. Os aseguro que avancé! Al llegar a casa también le dediqué un rato...

Mirad que atardecer:



Lo dicho: espero que tengáis la suerte de venir por aquí. Será un placer compartir con vosotros una piña colada en el Dulce y Salado mientras el mar engulle esa enorme pelota naranja. Ayer no hubo piña colada, pero la próxima vez no se me escapa! ;)))


AB

sábado, 17 de noviembre de 2007

Con música, pero sin pausa

Semana tranquila... ha habido movimiento, pero ya tenemos el equipo engrasado y ha ido bien. La verdad es que hemos hecho muchas cosas, y ya ni me acuerdo! ;)))

Estoy seco, hoy no puedo contaros mucho... Me he pasado el día en el centro trabajando en la tesis. Es más fácil concentrarse, no hay ruidos y tengo todo lo que pudiera necesitar! Aquí en casa siempre hay ruido... lógico!

Esta tarde hemos tenido un concierto en el centro, he tenido que ir para hacer las fotos... pero lo hago encantado! Este fin de semana no iba a hacer nada y así acumulo días libres, yupi! Con las vacaciones de Navidad en España se me han ido muchos, así que tengo que buscarme las habichuelas!

He aprovechado para grabarme unos cuantos cds, que no me traje ninguno! En el disco duro portátil tenía mucha variedad, pero básicamente he quemado un poco de flamenquito, Muchachito, Calexico, Skimo, Max Richter, Anita O'day, De Phazz, Tonino Carotone y alguno más que ya no recuerdo... algo variado! La verdad es que con las sugerencias de Luis, se me han antojado un par de melodías... ya chuparé de la red algo cuando esté por Sevilla!

Por cierto, hablando de saludos... hay una arquitecta de la calle fuencarral que se pasó por aquí el otro día y aún no he tenido la vergüenza de mandarle un saludo: hola! ;)) Manda un beso de paso a quien tu sabes!

Bueno, bajo a cenar mi ensalada de espinacas con tomate, huevo duro y un poquito de Idiazabal que tuvo a bien regalarme mi cuñado cuando nos vimos en Chiapas! Lo guardo como un tesoro!

Un abrazo pa tós! Cuidaos, y mandadme alguna neurona que tengáis de sobra.. que con la tesis necesito refuerzos!


AB

jueves, 15 de noviembre de 2007

La vida es puro teatro


Tragicomedia en dos actos.

ACTO I

El Sitio: mesa junto a la ventana, nueve sillas.

Mónica (Perú, 1970)
Tez oscura sobre dentada blanca. Sonrisa perfecta y animada, acompañada por largos mechones oscuros que llegan hasta sus pechos. Madura pero tímida amazona que no sabe cómo entregarse. Habla animadamente con Álvaro, queriendo recordar cada palabra y tratando de evidenciar discretamente su interés, sin palabras... tejiendo una tela de araña con sus negros ojos que resulte mortal. Cuenta cómo le va en Guatemala, cómo llegó y qué le anima a participar en los talleres de creatividad de El Sitio.

La Flaca (Cuba, 1965)
Cabellera rojiza, salvaje y crespa, que atusa con delicadeza y desinterés a partes iguales. Llega a Guatemala con la firma de los Acuerdos de Paz en 1996. Forma parte de la delegación de artistas y deportistas que Cuba manda. Encuentra un país deslabazado, falto de libros y de inquietudes. "Qué voy a hacer teatro de Norecuerdoquien? Olvidate, mi niño! Lo primero que tuvimos que hacer fue enseñarles a leer y escribir! Fidel, otras cosas no, pero en dos años alfabetizó a toda Cuba!". Su acento inconfundible te traslada hasta la isla de la revolución. Habla con vehemencia, animada, convencida de su mensaje y de su poder de persuasión.

Roberto (Guatemala, 1946)
Según reza en su tarjeta "actor, abogado y notario". Luce generosa barba para compensar su discreta ausencia capilar, que oculta generalmente con un sombrero de ala corta. Entrañable y simpático. Ha sido camarero en innumerables películas, también ha ejercido de guardia civil, alguacil, vecino golpeado, encargado de recreativos, gallina2, camionero, lechero y de "tímido en un sex shop". Cuenta su llegada a España en 1978, cómo le rechazan como refugiado político porque "en Guatemala hay democracia". Todo cambia con la quema de la embajada de España en Guatemala (31 de enero de 1980); entonces, una España en pañales lo acoge y le da la nacionalidad. No puede votar en Guatemala, pero le siguen mandando la documentación para que vote en España, derecho que no ejerce. En Francia, diez meses después, se entera de que sus compañeros del grupo de teatro murieron en la quema de la embajada "puta! perdí a todos!".

Participa de la movida madrileña. Propone a Maco organizar un concierto de rock con Sabina, Ríos, Ana y Víctor para dar repercusión a los comités de solidaridad con América Latina. Meses después, Amnistía organiza algo similar y todo el mundo habla de ello. Presenta en Madrid el testimonio de Rigoberta: "por entonces, teníamos a Carmelita! Ay, Carmelita! Dónde habrá acabado? Queríamos presentar en Madrid el testimonio de un indígena. Habíamos pensado desde el principio en ella, pero por entonces nos contactó Elizabeth Burgos y nos habló de Rigoberta, hija de Menchú el que se quemó en la embajada. Aún no había escrito el libro... luego se publicaría, en 1985, 'Me llamo Rigoberta Menchú y así me nació la conciencia'... Así que nos la llevamos a ella, y posteriormente la candidatamos para el Nobel de la Paz. Ella me recuerda, pero piensa que soy un periodista español. Recuerdo que entre el público, aquel día, estaban Eduardo Galeano, Tierno Galván... y muchos otros que han tenido mucha relevancia..." Mónica se sorprende al escuchar "Galeano", lo adora.

Hace un repaso de la vida en la España de los ochenta desde el punto de vista de un actor caído en gracia en el teatro y el cine de la época. Participó en El maestro de esgrima' como guardia civil, 'Las edades de Lulú' como camarero y 'Carreteras secundarias' como D. José, por ejemplo.

Marco Antonio, Maco (Guatemala, 194x?)
Amigo del anterior. Doctor en Derechos Humanos, profesor en tres universidades de la capital. Callado, reflexivo, mira y escucha, participa para sentenciar algún discurso. Una de sus perlas: "el tiempo no pasa, eres tú quien pasa por el tiempo". Doble ración de filosofía y discurso político en un debate animado por Gallos y Mozas. Viste pantalón claro, chaqueta azul, camisa con botonadura al cuello y corbata de rayas anchas en dos tonos azules en contraste con blanco. Pelo corto y fuerte, teñido de plata por el paso de los años. Bigote pequeño, recortado y también plateado.

En otra intervención alude al "oikos", vocablo griego por el que se entiende "hogar". Ecología y economía comparten su raíz, hablamos de ciudadanía global, de segundas migraciones, de conceptos más amplios, de horizontes lejanos. Recuerda las palabras de un filósofo persa del siglo VI a. C. que renegaba ya de las nacionalidades.

Álvaro (Medina Sidonia -Cádiz-, 1969)
Teatrero, director de la cooperativa de teatro La Madriguera. También pelo corto, pero aún no blanquea. Con su voz desgajada y ronca, conversa tranquilo con Mónica, la enreda en historias fantásticas mientras imagina cómo sería compartir con ella la noche. Truhán sin miramientos, apenas regresó de caza vuelve a ojear presas. No cree en las revoluciones, pero sí en el cambio, en las reformas. Habla de los derechos adquiridos, de la falta de conciencia de su pueblo, del señorito andaluz y su cohorte de serviles. "Energía", repite mucho esa palabra... tanto para referirse a la coordinación entre personas como para explicar el proceso creativo.

Cuenta cómo holgazanea junto a Felipe Benítez Reyes delante de una cerveza, cómo surgen iniciativas entre los dos, cómo se han formado un grupo de creadores (de Luis García Montero a Almudena Grandes, pasando por Sabina y otros desconocidos) en un pueblo tan pequeño para pasar sus vacaciones.

Raquel (Rota -Cádiz-, 197x?)
Morena de pies a cabeza, de piel y cabellera. Ojos penetrantes, mirada pícara. Movimiento pausado y rítmico, como marioneta engrasada. Escote atrayente y atractivo, provocador y agresivo, que retiene al espectador y anima el gallinero. Discreta en sus palabras, se limita a consentir con la cabeza y participar con un par de interjecciones para mantener el ritmo del discurso.

Otros
María, David y quien suscribe. Intervenciones mínimas, alguna más afortunada que otra. María, desde la barrera. David, tratando de sacar pecho antes de abandonar el escenario.

Atrezzo: tras la cena, cerveza (Gallo y Moza) y tinto. Un vaso de agua para Mónica, por favor.


ACTO II

C/ del Hermano Pedro, 18. Casa de Roberto: entrada, salón, cocina y patio. Nuevo personaje: Abel.

Desde El Sitio, los personajes se trasladan en 3 coches hasta una casa-museo a media luz. Espacio abigarrado, con restos de vida arinconados en estanterías, marcos y cajas. Un retrato en blanco y negro destaca en una mesita entre el sillón y el sofá: "Es mi madre, que falleció hace un mes. Ese retrato se lo hicieron en la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929; le colocaban el mantón y la peineta y le hacían la fotografía".

En un rincón está Maximón, escultura sincrética que representa un santo/diablo que reúne la tradición maya postcolombina y la católica. En su altar: cigarros, vino, una shisha y diversos artículos que completan la escena. En la estantería, botellines de licores y una treintena de pequeñas botellas de plástico con champú. Antes de servir las bebidas, Roberto y Maco hacen su ofrenda a Maximón, que en agradecimiento cumplirá con sus peticiones -ya sean en beneficio o en perjuicio de terceros...

Roberto.
Recuerda la época del destape en España, desde Susana Estrada a la Cantudo. Se le viene a la cabeza 'Maribel y la extraña familia', que representó junto a Aurora Redondo y Kity Manver. Habla de los tiempos de estudio, cuando se ejercitaba junto a Jose Carlos Plaza y Jose Pedro Carrión. Memorias desvencijadas de un viejo actor con recuerdos. Se remonta a los primeros espectáculos de la Fura dels Baus, allá por los ochenta y rescata 'Tier mon' del olvido, un montaje de la Fura sobre el tercer mundo.

Álvaro.
Enfrente, sentado en el sillón junto a la chimenea que Abel se encargó de encender. Comparten filias y fobias, amores y odios, experiencias y sueños. Un actor experimentado y joven frente a la voz del recuerdo. Se muestra más comedido, más pausado, más tranquilo. Olvida discursos políticos y se centra en la belleza del arte. Participa con su risa, pero con la certeza de estar demasiado alejado de la entretela tejida por Mónica. No podrá participar de su energía. A medida que las agujas del reloj avanzan, se concentra en el viaje a Honduras que iniciará en un par de horas, antes de que las estrellas se ahoguen en el clareo de la mañana.

Mónica.
Sentada en el sofá, amotinada como mujer entre La Flaca y Raquel. Distante de Álvaro, se deja llevar por las palabras de Maco. Entre sorprendida y curiosa, se cubre de candidez y toma la pose blanca de la inocencia. Los comentarios la sonrojan, al mismo tiempo que la divierten y no duda en descargar sus carcajadas.

La Flaca.
Sigue recordando su tierra, a pesar de los "comemieldas" que hay ahora. Defiende la revolución y el papel de Fidel en sus primeros tiempos, pero recuerda entre risas todo lo que dejó allí. Encuentra en Abel la réplica que complementa su retórica. Le ayuda a recordar viejas historias. También pasó por la casa de la calle sucia en la que se hospedan todos los cooperantes españoles que llegan a Antigua "desde hace seis siglos!". Sigue divertida contando anécdotas: se preguntaba cómo les ofrecían "productos de la tierra" en formato chorizo, jamón, queso y otras variantes. "Pero qué retrasados estamos en Cuba -exclamó-, allí los chorizos se hacen con calne de puelco!". Risas, risotadas y carcajadas animadas por Mulata -auténtico ron cubano-, cubas -de Botrán con Cola- y vino chileno.

Abel.
Vive allí. Nadie pregunta qué hace ahí, si es hijo de Roberto, inquilino o amante. Se encarga de poner las copas, de servir aperitivos de guacamole y tortillas. Acompaña entusiasmado las historias de la flaca como compatriota cubano. Asiste a la tertulia confiado en aprovechar una buena noche antes de empezar a pasar consulta a las 5.30 de la mañana en una clínica de la capital.

Maco.
Olvida su papel anterior y se descubre como conquistador estratégico de damas despistadas. Conoce al género femenino: con los años ha aprendido a calcular sus esfuerzos y trazar estrategias de éxito. Cuenta con trucos, artimañas y conejos en el sombrero. Inicia su show con las piedras, que torpemente deja caer, pero que logran encandilar las miradas de Mónica y La Flaca. Cuando conquista, les coloca una vela por cada año de vida de la contendiente. Puede resultar cansado.

Continúa contado la historia de su cajita, "con seis colores primarios". La utiliza para pintar girasoles en sus pechos, o lindos quetzales en sus muslos. También lleva vino: "dos botellas, para que ellas elijan". Las chicas se muestran entregadas, entre la incredulidad y el deseo por ver cumplidos sus sueños. Por último desvela su gran secreto: el aceite de macadamia. Ellas exclaman animadas, ellos ríen curiosos.

Roberto confiesa que las pequeñas botellas de plástico de la estantería del Maximón las trae Maco como ofrenda, para mantener su salud y su poder de conquista. Son las botellitas de champú del Omni, un motel en el que tienen lugar sus encuentros. Hasta allí traslada a sus presas, durante cuatro horas les monta el numerito de las piedras, las velas, el vino y el aceite de macadamia.

El doctor en Derechos Humanos se convierte en Don Juan terco y descarado. Ellas, atentas en todo momento a su discurso, se deshacen del hechizo; reconocen con indignación haberse equivocado.

Resto.
Tras el esperpento, la hora: 2.48h. Momento de marchar a casa. Despedidas y palabras de recuerdo, cada uno sale de escena encaminándose a su particular rincón. Unos emprenden viaje, otros descansan en su camerino... pero todos con lecciones aprendidas.

De la edad y de la vida, del arte y la política, del placer y la tortura.

Cinco horas entre máscaras y personajes.

Telón.


AB

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Miércoles, 14/11 4.44pm

Estoy a punto de cerrar el chiringuito por hoy... No es que haya currado mucho (tenía una entrevista que han decidido contestar por escrito, un par de reuniones, curso de fotografía y preparar el boletín del próximo mes, que ha sido lo único que me ha requerido un poco de coco...), pero ha sido un día productivo. La verdad es que tengo que apurarme para cerrar unas cuantas cosas antes de que se vaya Wendy de vacaciones (todo el mes de diciembre!), pero tiempo al tiempo!

Ayer martes nos publicaron en Prensa Libre un artículo sobre el curso de transición para municipalidades que inauguramos el jueves. La OTC nos había pedido asistencia para el tema de medios y están encantados. Aquel día vinieron radios y televisiones locales, aparte del principal periódico del país (Prensa Libre), y se ha generado mucha cobertura... Es un curso para autoridades municipales electas en los comicios del pasado mes de septiembre. Aquí entran a las bravas, despidiendo al personal que trabajaba con el equipo anterior (o exigiéndoles un tanto para mantener su puesto de trabajo y financiar así sus campañas electorales...), frenando todos los proyectos que se hubieran aprobado y sin idea alguna de como manejar el presupuesto. El curso de la OTC pretende formarlos durante 4 semanas para que sepan qué es el gobierno local, participación ciudadana, enfoque de género, etc, etc... y un mínimo de finanzas públicas!


No se si la imagen dará para que leáis un poco sobre el tema, pero está muy completo. Es genial: el periodista en cuestión estuvo en la inauguración, hizo entrevistas a dos representantes de asociaciones y, a pesar de que tuvo toda la información que quiso y más, son reconocibles un par de "cortaypega" de la nota de prensa en su artículo. Ay, periodistas!

Pues eso, que estamos teniendo los primeros frutos! El equipo se está reactivando, empiezan a plantear iniciativas y a motivarse con historias nuevas... es mi objetivo número 1: sin equipo no hay nada que hacer! Estaban aplatanados, pasivos, escépticos... y están recuperando el interés! Perfecto!

Además de eso, el sábado organizamos otro "Lectura a Fondo" -espacio de debate para revitalizar los fondos de la biblioteca del centro- y vinieron 200 personas... ¿los contamos? No, pero se inscribieron 185 para recibir información sobre las próximas convocatorias y se metieron unos cuantos sin inscribirse. Total: 200 parroquianos. El tema propuesto era una reinterpretación del conflicto armado que asoló este país durante 40 años. Participaron personalidades del mundo académico para aportar la visión histórica (después de tanto tiempo), analizar la participación de las comunidades indígenas (tema tabú...) y la repercusión emocional en la población directamente afectada (familiares de víctimas y desaparecidos). En este país desaparecieron más de 400.000 personas y no hay ni una triste asociación que se preocupe de ellos. Claramente contrasta con el movimiento argentino de las madres de Plaza de Mayo.

Más allá del debate, en los corros, comentábamos la idea de que es interesante abordar todos los aspectos del conflicto si sirven para entenderlo y pasar página... pero no con ánimos revanchistas o interesados, como ocurre en España con la ley de Memoria Histórica. Cada uno tiene su opinión y su fundamento. Personalmente no creo que fuera un tema de interés hace tres años y no creo que la propuesta satisfaga a toda la población afectada. Conclusión: otra ley zapaterista a medio gas. Aceptamos comentarios...

El fin de semana estuvo bien, además del debate, el sábado participé en la primera sesión del taller de Comedia del Arte que La Madriguera -una cooperativa de teatro de Rota (Cádiz)- ha impartido en el centro hasta ayer martes. Os contaré en otra ocasión la historia.

El domingo nos escapamos a la playa de Monterrico. Allí nos encontramos con gente de la capital de la OTC, otros jóvenes cooperantes y un par de italianos que trabajan en proyectos de la UE. Fue toda una aventura. Jorge está en España y mientras dejó su vocho a quien necesitara. Arrancamos, fuimos a por algo de desayuno al Parque Central y... allí nos dejó. A las 10.30 de la mañana de un domingo (con paseantes y turistas decorando la escena) nos pusimos a empujar para arrancar al pobre escarabajo cascado... Ibamos en dos coches, así que nos atrevimos a meternos dos horas de carretera!

Como la velocidad es un problema en todos lados, aquí han decidido poner "topes" -baches- cada doscientos metros.. y circular es una auténtica pesadilla. En un par de topes nos topamos antes de llegar a la playa... pero llegamos! ;)))

Olas, sol, carrerita, juego de rugby con cocos, piña colada y pasta rellena de pescado entre palmeras y arena volcánica.

El atardecer fue de película.

Volvimos a montar el numerito de "empuja y arranca!" y nos pusimos en marcha. Apenas a media hora de nuestro destino, paramos para echar gasolina y preguntar qué es lo que podía tener el coche -aquí los gasolineros son también mecánicos.. o ejercen como tales!-. Quemamos el starter y, de milagro, conseguimos volver a poner en marcha el pobre carro.

Llegamos bien y temprano, sanos y salvos. Hoy recogemos al vocho del taller!

El lunes tuve tarde de tesina.. hoy también tocará! Me voy a casa. Portaos bien.

Hasta otra,


AB

lunes, 12 de noviembre de 2007

40 días...

Con sus cuarenta noches!

Tengo que contaros el fin de semana... estuvimos en Monterrico con la gente de la capital. Os debo un post sobre el conversatorio del sábado; sin olvidar el del malinchismo y el del funcionamiento de la agencia!

Besos y abrazos para todos!



AB

sábado, 10 de noviembre de 2007

El parque central, escenario antigüeño

El parque central tiene colores diferentes según se arrime el sol… también cambia según la fauna y la flora de cada momento del día. Algunas veces, me apaño el almuerzo con un sándwich sentado en un banco al solito; es una forma de desconectar del centro, de respirar algo de aire chapín, de ver caras nuevas entre tanto personal amable y sonriente. En esas ocasiones, se concentran también chapines para almorzar con sus tuppers, otros que pasan por ahí y se quedan a charlar con otro con el que se cruzaron, y siempre hay algún guiri que se dedica a la lectura, a disfrutar de un helado o simplemente a observar con detenimiento a la gente que viene y va.

Pero, por lo general hay asiduos que no fallan… están siempre ahí. Llueva, truene o diluvie, nuestros amigos de la Policía Nacional Civil están siempre esquinados en los cuatro cruces que limitan el parque. Aferrados a sus rifles impolutos, se apiñan en grupos de cuatro o cinco en torno a su pick up negro reluciente: aquí si no tienes carro y arma no eres nadie… ellos tienen pistolones y rancheras 4x4, así que piensan que son alguien.

Apenas cruces el parque por cualquiera de sus costados, siempre escuchas una campanita insistente y repetitiva que te recuerda que el señor de los helados está cerca. Habrá como seis o siete que pasean con su carrito esperando que alguien participe de su dulce iniciativa empresarial… Tienen éxito, creedme! Entre chapines y guiris, siempre hay algún goloso que se le antoja una paleta o un cucurucho.

Otros de los fijos son los de las pinzas. Entre los adoquines y la falta de presupuesto, el tema de la limpieza es complicado… pero lo han resuelto con una cuadrilla de “pinceros" que se dedican a recoger pacientemente la mierda del suelo con unas pinzas tamaño brazo humano. Ellos también participan de la dinámica del parque y tienen su interacción…

No deja de ser un negocio. Entre sus árboles y sus fuentes, el parque recibe diariamente a una veintena de limpiabotas. Muchos prefieren esperar a las salidas de las cafeterías de los soportales, pero otros disfrutan del sol y de la vida del centro. Aún no he probado, no estoy acostumbrado a que nadie me limpie los zapatos; sin embargo, muchos chapines lo hacen. Por sus zapatos bien brillantes puedes distinguir oficinistas, empleados de hotel, dependientes, guardias de seguridad de los bancos de la plaza o policías aburridos.

El último de la categoría de los personajes del parque es, para algunos, un participante invisible, indeseable o incómodo. Desparramados por el parque, deambulan buscadores de tesoros entre los bidones de basura. Más allá de su aspecto, lo que llama la atención es la concentración con la que hacen su búsqueda… Son minuciosos, pacientes, tranquilos.

Esta tarde cruzaba el parque en diagonal, regresaba de comer con Álvaro y Raquel, que han venido a hacer un taller de comedia del arte al centro. Llevaba una caja con restos del pollo que nos sobró de la comida; pero al llegar a la esquina de la quinta avenida, ya no la tenía. Mano en el hombro: “amigo, le apetece un trozo de pollo?”. “Gracias, joven!” –dijo mientras colocaba la bolsa de plástico en el suelo y reanudaba la búsqueda en ese bidón.

No es cuestión de pedir los restos de comida en el restaurante para que no acaben en la basura, sino de evitar que alguien tenga que buscar ahí para encontrar algo que llevarse a la boca.



AB

jueves, 8 de noviembre de 2007

Semana de trabajo....

Lo que escuchas mientras estás desaguando en el baño puede ir desde lo más escatológico (purrum purrumm sin ningún tipo de vergüenza o reparo...) hasta las conversaciones más interesantes. Ahora mismo vengo de escuchar una mezcla: "purrum, purrum" mientras otros decían: "sí que es interesante esto, sí! pero no se yo cómo se tomarán lo de cobrarles por el agua".

El tipo del "purrum, purrum" no lo tengo identificado, pero el de "que interesante!" es uno de los participantes del curso de transición municipal que hemos inaugurado esta mañana con la presencia del embajador (ya casi de la pandilla, hemos quedado el domingo para una partida de tute...) y representantes de la comisión presidencial y de las alcaldías indígenas... Este último, Carlos Guarquez, es un joven treintañero que se dedica a defender las necesidades de las comunidades indígenas de Guatemala (xinkas, garífunas y mayas). Habla con serenidad pero con contundencia; trabaja con las autoridades municipales electas y con las autoridades tradicionales de estas comunidades. Uno de los problemas más comentados ha sido el endeudamiento de las municipalidades... algo común a los alcaldes de Madrid y Sevilla, por poner un ejemplo.

Han venido hasta 120 autoridades de las 4 mancomunidades con las que trabaja la OTC (Copanch'orti', Manctz'olojya, Mankatitlán y Mancuerna). Unos han venido con sus botas de cowboy y su sombrero de ala ancha, y otros con sus coloridos pantalones rayados y unos sombreros recortados blancos que vienen desde Todos Santos Chucumatán, un pueblo aislado cerca de la frontera con México donde se organiza una llamativa carrera de caballos el día 1 de noviembre. Vaya! Me la perdí! A ver si encuentro alguna foto y os la pego.

Esta semana hemos estado preparando materiales para prensa para esta inauguración. Es un proyecto de fortalecimiento institucional bastante importante y cuenta con el apoyo del sr. embajador... y para mis colegas, lo mejor! ;))

A ver que publican mañana... ya os contaré!

Hoy hablé con Carol... desde que llegué aún no habíamos hablado! Me ha dado la noticia de que Carmen ganó un premio de literatura juvenil y que su libro saldrá en febrero! Me alegro mucho! Ya os contaré donde podéis comprarlo... ;)))

Como aquí son medio gringos, "ahorita" tengo que dejaros... voy a comprar un regalillo para Alejandra, una de las gestoras de formación, que está embarazadísima y, antes de irse a parir, ha organizado mañana una "baby shower"... algo así como "dame 5qtz para comprar comida y trae un regalo, que vamos a celebrar que esto ya va a salir!". Si por mí fuera, pillaba un par de paquetes de recogecacas... pero María y David se decantan por un kit bebé, un kit mamá y un libro de plástico blandito para que se distraiga mientras le quitan las caquitas! ;))

Pasad buen puente los que estáis por arriba! Buen fin de semana al resto.

Abrazos para todos.


AB



(os dejo una foto de cómo se veía el volcán desde los pasillos del centro uno de estos días)